sota_angels-5917-2.jpg

VINOS D.O. EMPORDÀ

Vinos capaces de seducir al paladar más inquieto

En el año 575 aC los griegos llegaron a la Península por el Empordà, y al instalarse en Empúries, nos trajeron un regalo en forma de ánforas, uva y arte. Dos 2600 años después, nuestra pasión por el vino sigue intacta. Decenas de bodegas locales forman parte de la D.O. Empordà y de sus viñas próximas al mar, se elaboran los vinos atrevidos y con carácter. Te proponemos visitar alguna de nuestras bodegas seleccionadas, las más interesantes de la zona, junto a sus creadores. Pasear, aprender y degustar. Todo ello, entre viñedos, en el Empordà. Como decía Dalí, quién sabe degustar, no bebe nunca vino, sinó que prueba sus suaves secretos.